3 Razones para no fiarlo todo a Internet y el mundo digital

3 Razones para no fiarlo todo a Internet y el mundo digital

0 894
razones para no fiarse de internet

Atención, que no cunda el pánico. Esto no es un artículo en contra de las virtudes de Internet, pues en tal caso estaríamos tirando piedras contra nuestro propio tejado.

No en vano si nos conoces es gracias a que tienes una conexión a Internet (o un vecino muy generoso), un dispositivo capaz de conectarse a la Red de redes y de descodificar los datos que por ella circulan y ganas de descubrir el mundo de las tres W.

No queremos andar ese camino, pero sí poner de manifiesto que en ocasiones no deberíamos fiarlo todo al mundo digital. Te contamos algunas razones para ello.

 

1.  La primera la vamos a enfocar hacia el mundo empresarial, en concreto hacia el almacenamiento virtual. Todos sabemos que la nube se ha convertido en una opción interesante para tener nuestros archivos siempre disponibles y que éstos no ocupen demasiado espacio.

Si para nosotros, pobres mortales, esto es interesante, imagínate para una empresa que mueve millones y millones de archivos todos los años. Pero aquí surge la duda, además totalmente pertinente: ¿una PYME se puede fiar únicamente del mundo de las tres W?

Nuestra respuesta es que no, entre otras cosas porque los sistemas de siempre, los tradicionales, siguen estando vigentes. Además, se han revitalizado con las papelerías virtuales, que han demostrado conocer lo que los empresarios quieren hoy en día y ofrecen precios interesantes y productos de calidad.

Desde las más conocidas a otras recién llegadas (encuentra más aquí, en este link, por si aún no conoces el concepto papelería virtual), todas ellas ofrecen una alternativa a los que no se fían por completo del mundo de las tres W en lo tocante al almacenamiento virtual.

 

 

2. Otra razón para no fiarse enteramente de Internet: es un océano donde los piratas tienen patente de corso.

Los casos de aireamiento de secretos referidos al Pentágono, al Vaticano o a otras instituciones se han podido extender como un reguero de pólvora gracias a la colaboración de oscuros piratas informáticos que, escudados en el anonimato, han decidido ejercer una anarquía virtual y atacar directamente al sistema. Y claro, ello nos afecta como usuarios, entre otras cosas porque siempre tendemos a pensar que si alguien como el creador de Facebook ha visto vulnerada su intimidad, ¿qué no podrán hacer con nuestra contraseña del correo electrónico?

 

3. Venga, una última razón para desconfiar en parte del mundo de Internet: gran parte de lo que circula por él es absolutamente mentira.

Desde las campañas de recogida de firmas en las que se dice que una empresa determinada donará una cantidad ingente de dinero por visionar un vídeo, hasta los rumores sobre tal o cual celebridad, la capacidad de generar información falsa de la Red de redes es impresionante.

Por eso debemos desconfiar de la fuente virtual, porque no tiene refrendo y nadie se ha preocupado en contrastar la información. Así que no caigas en esa red (nunca mejor dicho) y sé cauto, my friend.

Puntúa este artículo

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta