5 Razones y situaciones para usar carillas dentales

5 Razones y situaciones para usar carillas dentales

0 289
razones, beneficios y ventajas del uso de carillas dentales

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una sonrisa bonita, con los dientes blancos y perfectamente alineados? Pues hoy en día eso es posible gracias a la evolución de las técnicas de ortodoncia y otros tratamientos, como la implantología, desarrollados desde hace algunos años en el campo de la salud bucodental.

Uno de dichos avances son las carillas dentales, unas prótesis que sirven como solución a esas imperfecciones habituales en nuestra boca que suelen acomplejar a quienes las padecen. Más en concreto, se trata de láminas de entre 0’3 y 1 milímetro de espesor que se colocan pegadas, mediante un producto de especial resistencia, a la parte exterior del diente cubriendo su cara exterior. No obstante, como bien apuntan desde Gessal, una red de clínicas dentales en Sevilla, “al tratarse de un tratamiento eminentemente estético, las carillas no puede ser utilizarse en aquellos casos en los que exista un problema serio de salud bucodental”.

Hoy en día podemos encontrar diversos tipos de carillas dentales según su composición. Así, los materiales más utilizados con el composite (se realizan directamente en el interior de la boca), componeer (ya prefabricadas), porcelana (recomendadas para casos graves de decoloración) o zirconio (de efecto más natural). Gracias a ellas podemos construirnos, prácticamente, una nueva dentadura dental a nuestro gusto. En este sentido, los problemas más habituales que resuelven son:

  1. Dientes que se han fracturado

A causa de un golpe o por un uso inadecuado o continuado, es común que se parta alguna pieza dental. Gracias a las carillas esa rotura puede ocultarse para dar la sensación de tener el diente completo de nuevo.

  1. Blanquear los dientes de manera permanente

El consumo continuado de tabaco, sobre todo, o del café puede oscurecer la dentadura de forma importante. Por ello, las carillas se han convertido en un tratamiento de blanqueamiento muy eficaz al no tener que actuar directamente sobre los dientes, sino que con este método se le coloca una nueva y “rejuvenecida” piel, por así decirlo, de forma duradera.

  1. Tinciones del esmalte

Aparte de los efectos de fumar o de ingerir algún tipo de bebida concreta, pueden aparecer otro tipo de manchas en nuestros dientes por motivos intrínsecos (por causas dentro de la dentadura). Se producen desde el interior hacia el exterior, generalmente, antes de la maduración del diente. Hay que señalar que la carilla se puede tratar para que adquiera un color y apariencia semejante al del resto de las piezas.

  1. Corrección de malposiciones dentarias

Las carillas también se pueden emplear en casos como la diastema, es decir, cuando los dientes están muy separados entre sí, para cubrir ese hueco tan antiestético. De igual modo, como señalan desde Gessal Clínicas, también es un buen recurso para corregir aquellos casos en los que alguna pieza está desalineada o inclinada.

  1. Corregir tamaños y formas indeseadas

Es muy común que en muchas dentaduras existan dientes demasiado pequeños respecto al tamaño de sus compañeros que al sonreír provoque que se vea demasiado la encía o que presenten algún tipo de deformación. Una manera de igualar su aspecto sin anexidad de extraer piezas y colocar implantes son las carillas dentales.

¡Un consejo! si quieres la sonrisa perfecta lo primero que tienes que hacer es cuidar tu higiene bucodental para mantener tus dientes sanos. Solo así podrás optar por este tipo de métodos estéticos ¡Confía siempre en profesionales!

Puntúa este artículo

ARTICULOS RELACIONADOS

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta