8 razones para decir adiós a los complejos

8 razones para decir adiós a los complejos

0 1148
razones para no tener complejos

¿Qué son los complejos?

Los complejos son pensamientos irracionales que, en la mayoría de los casos, condicionan de forma negativa la forma de ser y actuar de las personas que los tienen.

 

El origen del complejo

Los complejos, producto único de la mente, generalmente tienen su origen en la infancia y se afianzan en la adolescencia. Si éstos no se superan, será en la adultez cuando se manifiesten en su totalidad.

Son múltiples los factores que originan complejo, tales como problemas emocionales, defectos físicos, deseos insatisfechos, etc, que se ven intensificados por ser objeto de burla y la no aceptación de la sociedad,  pero son una consecuencia directa de una falta de autoconfianza y autoestima.

 

Características de una persona acomplejada

  • Generalmente, la persona que tiene algún complejo es una persona infeliz, irascible, con cambios bruscos de humor, una persona que se la ve atormentada y amargada.
  • Se sienten incómodas en sociedad, inseguras o inferiores a los que le rodean. Suelen tener muchos problemas relacionados con su baja autoestima.
  • Estas personas son muy observadoras y envidian las virtudes y características de otras personas, pero no son capaces de valorarse a sí mismas.
  • Son personas muy sensibles y están continuamente a la defensiva.
  • Además, en sus vidas, todo gira en torno a sus propios problemas y limitaciones.
  • Viven con miedo a hacer las cosas mal, por lo que suelen tener problemas de iniciativa, o son poco valorados por actuar con inseguridad, lo que puede acentuar su complejo.

 

Los complejos son difíciles de aceptar o superar, pero se puede lograr siempre y cuando se aprenda a aceptarse uno mismo y dejar atrás los miedos y las inseguridades.   

 

Razones para dejar de lado los complejos

Aquí encontrarás algunas razones para decir adiós a los complejos:

  1. La primera razón es el hecho de realizar un esfuerzo personal de superación. Si conseguimos eliminar el complejo, será un gran logro y algo de lo que sentirnos orgullosos.
  2. Mostrar la verdadera personalidad. Para eso tenemos que aceptarnos tal y como somos, saber que tenemos cualidades que nos gustan menos y otras que nos gustán más. Son éstas últimas en las que nos tenemos que centrar para resaltarlas y sentirnos más seguros.
  3. Vivir sin frustraciones. Para lograrlo es necesario exteriorizar nuestros temores, compartirlos con alguien que sea de nuestra confianza. Es importante afrontar nuestro complejo y no esconder el problema.
  4. Resolver conflictos, tanto con nosotros mismos como con los demás. Hay que recordar y comprender de dónde viene ese complejo y solucionar ese sentimiento de inferioridad que pudo originarse en el pasado.
  5. Liberar nuestro sentido del humor. Está demostrado que las personas que no tienen complejos tienen un mayor sentido del humor y son capaces de reírse de sí mismos.
  6. Ser una persona más sociable y mejorar la relación con familia y amigos. Nadie es perfecto. Una buena razón para decir adiós a los complejos es relacionarse de una forma sana, igualitaria y amistosa con los que nos rodean, por lo que debemos abrirnos a los demás y aceptar que somos como cualquier persona.
  7. Reforzar la autoestima. Para querer a los demás y que los demás nos quieran es imprescindible que primero nos valoremos y nos queramos a nosotros mismos.
  8. Vivir en positivo. Para atraer cosas positivas hay que tener pensamientos positivos, todo lo contrario que sucede si vivimos pensando siempre en los complejos.

 

 

8 razones para decir adiós a los complejos
Puntúa este artículo

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta